miércoles, 24 de marzo de 2010

Entendimiento y Racionalidad

Si hay algo complicado, extremadamente complicado, me atrevo a nombrar el entendimiento, la acción de entender. Entender abarca tantos aspectos de nuestra vida. Tal es así que serían innumerables los ejemplos a nombrar... Es complicado entender, principalmente donde la diversidad reina... cómo comprender lo que es diferente a nosotros... En muchas charlas proponemos un modelo de entendimiento, efectivo para algunos, defectivo para otros. Cómo simplificar el entendimiento a un solo punto totalmente objetivo, y, de hecho sin caer en la intrínseca subjetividad... Desde el momento que hay subjetividad, hay diversidad, y la objetividad cae en un pozo ciego, donde difícilmente puede rescatarse, pero por supuesto, no podemos aplicar esta idea a todas las formas de entendimiento. La lógica supongo que sería una forma o modelo de entendimiento relativamente objetivo, por nombrar alguno. El entender es característica intrínseca de la racionalidad. Muchos autores consideran la racionalidad como distintivo con respecto a los animales. La racionalidad científica que deriva de la racionalidad humana y no a la inversa nos enseña cómo entender o leer muchos aspectos de la realidad. En este aspecto la racionalidad sería un proceso indiscutiblemente dinámico, que se encuentra afectado por el famoso zeitgest, es decir, todo aquello que sea ajeno a la teoría... todo se enmarca en un contexto y ese contexto genera cierta influencia... entonces vemos como la objetividad se ve inundada por diversos aspectos y vemos que lo que parecía estático muta, independientemente de la voluntad de uno mismo...
Por otro lado, por más que el entendimiento sea algo cotidiano también, nunca hay que subestimarlo, pues puede generar simpatías así como también antipatías, pues las relaciones utópicamente armoniosas se generan a partir de compartir de manera sustancial un determinado tipo de entendimiento. Aquello que parece simple puede resultar sumamente complicado, pues es sólo un pequeño límite el que separa la simplicidad de la complejidad...
 
Romina Oronel (emilseoro2009@hotmail.com)

5 comentarios:

CaRo dijo...

Al respecto podrías leer algo de Habermas, aborda el tema del entendimiento, como algo diferente del acuerdo.. está bueno. La referencia bibliográfica, por si te interesa: Habermas, Jürgen, "Las tres raíces de la racionalidad" en Habermas, Jürgen, Verdad y Justificación. Ensayos Filosóficos, Madrid, Trotta, 2002 (pp. 99-132)

Saludos!

kernel83 dijo...

En internet hay muy poco... digamos que nada. En la bibliografía de él, en Wikipedia, no aparece. Dónde conseguiste el libro?

CaRo dijo...

El libro se llama "Verdad y Justificación" y sí aparece en Wiki.. vos buscaste el nombre del capítulo solo.. ahi te escribi: "Las tres raíces de la racionalidad", EN Verdad y Justificación.. XP!
Este es el título del libro tal y como figura en Wiki: 1999: Verdad y justificación. Trotta, Madrid, 2002.

Saludos desde Miespaciosolomio!

CaRo dijo...

Qué extraño!.. Lo saqué de los apuntes de Epistemología.. debería estar en la biblioteca de Filo.
Creo que escribí bien la referencia bibliográfica porque así figura en el programa de la materia..

5 de abril de 2010 23:57

(por si no leiste lo q te conteste en el blog)

kernel83 dijo...

Ah qué gil que soy, gracias!

Mi música!

Algo de mi música (y con amigos). Lo seleccionado desde 2004 hasta 2010. ;)

Buscá...

Buscá y encontrá lo que quieras en alguno de mis espacios (La Mezcolanza, C^2 ó mi canal en Youtube) o en alguno de los sitios amigos.

Posts recientes

Contate algo...